El Dilema de las Redes sociales: entre la desinformación y la manipulación

¡Comparte ahora!

El dilema de las redes sociales de netflix, dilema de las redes, redes sociales de Netflix

Abrir una cuenta de correo o una en redes sociales, en teoría, no cuesta nada.

Pero ¿Entonces por qué empresas como Google, Facebook, Reddit, Snapchat, TikTok, Pinterest, LinkedIn, Twitter e Instagram, por nombrar solo algunas de las más reconocidas, se dan el gusto de ofrecer “servicios gratuitos” y continuar amasando grandes fortunas?

Por ejemplo, Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, ganó durante el año 2020, período en que comenzó la pandemia del Coronavirus, más de 86.000 millones de dólares. 

Y esto a pesar de las sonadas investigaciones en su contra por usar información de los usuarios de su plataforma sin su debido consentimiento.

“Si no pagas por el producto, entonces eres el producto”

El dilema de las redes sociales

En el documental “El dilema de las redes sociales” (The Social Dilemma), emitido por Netflix, se muestra como un grupo de exdirectivos de las principales redes sociales y de Google, tratan de expiar sus culpas al exponer públicamente las secuelas que sus creaciones han dejado en la sociedad.

Además, se mencionan también algunas técnicas de manipulación usadas por los gigantes tecnológicos que, les han permitido a sus directivos convertirse en las personas más ricas del mundo.

Estos ejecutivos afirman que se retiraron de sus cargos por inquietudes éticas ya que, se dieron cuenta del alto nivel de adicción que sus aplicaciones estaban generando en los usuarios y hasta en ellos mismos, sus creadores.

Tristan Harris, exdiseñador ético de Google y actual presidente y cofundador del Centro para la Tecnología Humana, es uno de los principales ponentes del documental, quien comenta que Google se preocupa más por el diseño y estética de sus aplicaciones, que por la responsabilidad moral que le deben a sus usuarios.

¿Cuál es el problema con las redes sociales?

el dilema de las redes sociales trailer español

Es la pregunta que Jeff Orlowski, realizador del largometraje, les plantea a estos exdirectivos para abrir el debate.

Aquí, la dicotomía está entre el uso y el abuso de las redes sociales, porque por un lado han permitido reunir familias, reencontrarse con amigos, recolectar dinero para obras de caridad, etc.

Y en el otro extremo, está su abuso, reflejado en la transmisión de noticias falsas, creación de campañas de odio y altas tasas de suicidio, especialmente entre los jóvenes.

¿Pero qué ha llevado a este nivel de aceptación tan sumiso por parte de los usuarios?

Según comenta el mismo Tristan Harris esto se debe al uso excesivo de la Tecnología persuasiva, que se ha encargado de moldear el comportamiento en las personas por medio de la influencia social.

Este tipo de estudios del comportamiento humano, son llevados a cabo en un laboratorio de la Universidad de Stanford, en donde también se dictan seminarios sobre uso práctico. En el que han participado renombrados ejecutivos de Silicon Valey y de otros emporios tecnológicos.

Sin embargo, dentro de la Tecnología persuasiva se destaca la técnica conocida como “reforzamiento positivo intermitente”, en la que se implanta un hábito inconsciente que programa al individuo a realizar una acción determinada, luego de lo cual se le da una recompensa.

¿Pero qué hace tan especial esta técnica de persuasión?

Resulta que el truco de la técnica de “reforzamiento positivo intermitente” está en que la recompensa a una determinada acción se da al azar, lo que crea en el individuo la necesidad de hacer una y otra vez la misma acción para obtener el tan anhelado premio.

Algunos ejemplos de esta técnica en el uso cotidiano son por ejemplo: el desplazamiento automático en el celular, el botón de “me gusta” o el etiquetado en las fotos. Y claro, también las notificaciones que buscan que te conectes de nuevo a la red.

Esto es lo que Tristan Harris, define en el documental como “chupetes digitales” o la necesidad de aprobación social para obtener más dopamina y sentirnos felices.

Lo que a la larga afecta el normal desarrollo de las emociones y comportamientos del individuo, generando en él altos de niveles de ansiedad o depresión.

“Pasamos de una tecnología basada en herramientas, a una tecnología basada en la adicción”

El dilema de las redes sociales, resumen de el dilema de las redes sociales netflix

Según comenta Roger McNamee, antiguo inversor de Google, Silicon Valey en sus comienzos tenía como objetivo la creación de productos para vender al público, pero eso cambio hace algunos años, cuando sus productos comenzaron a ser sus propios usuarios.

Siendo esta nueva forma de comerciar seres humanos en redes sociales y Google.

De tal forma que se nos permite usar sus plataformas de manera “gratuita” a cambio de vender nuestra atención a los anunciantes.

Es en este punto, los algoritmos adquieren mayor relevancia, porque son los encargados de observar, registrar y medir nuestras acciones para predecir lo que haremos en un futuro.

Y es aquí donde los ejecutivos que hacen parte del documental, se plantean el dilema de las redes sociales: creamos algoritmos dirigidos a alimentar las debilidades humanas, que han vuelto a las personas adictos a la tecnología, obteniendo como resultado, sacar lo peor de la sociedad.

Estos genios tecnológicos convertidos en Frankenstein modernos, lanzan una alerta a los Gobiernos para que creen comités de supervisión humana que evalúen los procesos generados por los algoritmos.

Aunque esta petición aún no es un hecho, se han dado pequeños pasos al respecto.

En el año 2016, se conoció que Facebook realizó un test de personalidad a sus usuarios por medio de la consultora Cambridge Analytica. Dicha información luego fue usada para manipular la decisión de voto de las elecciones de Estados Unidos, en donde salió ganador Donald Trump.

Sin embargo, dicho escándalo no quedó en el olvido e hizo que entrará en vigor el Reglamento General de Protección de datos (GDRP, en inglés y RGPD para Europa).

 

“La verdad es aburrida”

el dilema de las redes sociales critica

Sabías que ¿En Twitter las noticias falsas viajan seis veces más rápido que las verdaderas?

Los algoritmos crean una burbuja que “con el tiempo te da la falsa sensación de que todos coinciden contigo porque todas las noticias piensan como tú”. Afirmación muy acertada, de Roger McNamme, uno de los primeros inversores de Facebook.

Lamentablemente, la creación de noticias falsas es un negocio de no acabar, ya que de allí se lucran importantes compañías, que no van a dejar por nada esta forma de hacer dinero fácil a través de la manipulación de los medios. Así que lo que nos resta, buscar diferentes fuentes de información para conocer la verdad de los hechos.

Y es que se tiene la falsa creencia de que porque una noticia es compartida muchas veces es cierta, pero nada más alejado de la realidad.

Solo basta ver lo que sucedió en el año 2018, cuando se replicaron fake news a través de Facebook, afirmando que la minoría musulmana Rohingya, asentada en Birmania, eran terroristas. Lo que desencadenó en ataques violentos y éxodo de esta población.

Conclusiones

  • Usa las redes sociales y Google de forma consciente, recuerda que los algoritmos son opiniones puestas en código y no son objetivos. Ellos solo recogen información sobre tus intereses y te hacen recomendaciones. Así que toma el control y decide por ti mismo.
  • Busca fuentes de información confiables y revisa opiniones diferentes a las tuyas.
  • Si tienes hijos, negocia el tiempo que ellos pasan en redes sociales; habla con ellos y escucha su opinión, sin juzgarlos.
  • Recuerda que nada es gratis.
  • Desactiva las notificaciones para no tener que estar encadenado a tus redes. Míralas solo cuando tú quieras.
  • Busca por tu cuenta la información que te interesa, porque ya sabes que las sugerencias del algoritmo son una invitación para negociar tu atención.
  • Piensa si esa publicación que estás viendo, realmente vale un clic tuyo.
  • Mientras los Gobiernos se ponen de acuerdo para que exista una regulación para los anunciantes y plataformas digitales, es necesario desarrollar nuestro pensamiento crítico y evitar seguir siendo manipulados por los gigantes tecnológicos.
  • Un cambio de mentalidad en las políticas de uso de la tecnología es viable. Recuerda como el caso de Cambridge Analytica, repercutió en la creación del GDPR o el Reglamento General de datos de la Unión Europea.

¿Y tú que opinas sobre el tema? Crees que estos exfuncionarios exageran o todo es otra forma de llamar nuestra atención. Te leo en los comentarios.

¡Comparte ahora!

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

¿Te gustaria recibir promociones o estar al tanto de nuestras nuevas publicaciones? Registrate aquí:

Martha Clavijo

Martha Clavijo

Soy la creadora de Redacta y Encanta. Apasionada por la tecnología y los animales. Estudié Lingüística en la Universidad Nacional y actualmente, estoy culminando un Máster en Marketing digital y Analítica web. Tengo diplomados en PNL, Planeación estratégica, gestión de riesgos y Community manager...

>> Saber más sobre mí
Scroll to Top

¡Gracias por suscribirte!






Te hemos enviado un correo para que por favor confirmes tu suscripción.

En caso de que no estemos en tu bandeja de entrada, por favor revisa el spam.